¿Qué cantan los poetas andaluces de ahora?
¿Qué miran los poetas andaluces de ahora?
¿Qué sienten los poetas andaluces de ahora?

Cantan con voz de hombre..
¿pero dónde los hombres?

..con ojos de hombre miran,
¿pero dónde los hombres?

..con pecho de hombre sienten,
¿pero dónde los hombres?

Cantan, y cuando cantan
parece que están sólos...

Miran, y cuando miran
parece que están sólos...

Sienten,..y cuando sienten
¡parecen que están solos!..

¿Es que ya Andalucía
..se ha quedado sin nadie?

¿Es que acaso en los montes andaluces
..no hay nadie?

¿Es que en los mares y campos andaluces..
no hay nadie?

¿No habrá ya quien responda a la voz del poeta?
¿Quien mire al corazón sin muros del poeta?

¡Tantas cosas han muerto..

que no hay más que el poeta!

¡Cantad alto!
..Oiréis que oyen otros oidos.

¡Mirad alto!
Veréis que miran otros ojos...

¡Latid alto!
..Sabréis que palpita otra sangre...

No es más hondo el poeta..
en su oscuro subsuelo, encerrado...
Su canto asciende a más profundo
cuando , abierto en el aire..,
ya es de todos los hombres...

Rafael Alberti

Tercer Encuentro

lunes, 27 de agosto de 2012

La voz de mis silencios.

"  La voz de mis silencios  "

Te amo mas que a los sueños
que te hicieron realidad en mis ojos,
incluso te quiero mas que al aire
que a mi alma hace libre,
pues tu alimentas
el camino de mi felicidad
fraguando de pétalos mi corazón
con el abrazo de tu voz a mi pasión.
Dios mio,como decirle al cielo
lo inmenso que es en mi
todo lo que tu has despertado y yacía de mi,
te amo tanto
que ya no quiero
vivir
pues siento que soy
un sueño,
un latido de tu corazón
que por fin despertó en mi pecho
respirando el amor
que late toda la gloria que en mi has plantado.
 Eres mi sueño desde mi nacimiento,
mi deseo y aliento,
mi eterno pensamiento
  vivo en mil diarios,
pues solo tu eres el significado de la palabra amor en mi diccionario
y aunque no tengo palabras para expresarte todo lo que siento,
me quedo desnudo
hasta de palabra de tanto 
que te amo,
como un recién nacido
ama a su madre,
pues antes
que nacieras en mis ojos
yo te amé y en mis silencios
puse tu nombre en mis labios
hasta que tu alma me dio la voz.
 Mi amor no necesitas amarme
pero que sepas que yo te amare
hasta la muerte.
Ya ves  nunca he sido tan libre
y soy preso 
de tu amor.
Me gustaría perderme
en tu sangre
para acariciar tu corazón
y ser parte de la piel de tu abrigo,
para abrazarte la vida
perdiéndome en la belleza
del brillo de tus ojos
hasta la eternidad
de nuestras almas
amándose
en un mismo ser.




            eremoll

3 comentarios:

Omar de enletrasarte y masletrasarte dijo...

una comunión amorosa hecha poema
saludos

Gilberto Cervantes dijo...

Hermosos versos, tremendos!!!

Me ha encantado este poema!!

Saludos

eremoll dijo...

Hola gracias os agradezco vuestra huella en mis palabras


un abrazo